La Amatista y los Sueños

La amatista y los sueños

La Amatista y los Sueños

Cuenta una leyenda que los antiguos maestros de la Atlántida, sabiendo que su mundo terminaba, se escondieron en distintos cristales para poder ayudar en el futuro a otros seres humanos y que el que más se prefirió y uso fue la amatista y no es de extrañar, pues esta posee grandes cualidades.

La Amatista es excelente para la meditación y la trasmutación de energías negativas, virtudes que refuerza con su color violáceo. También se observa una curiosa conexión entre la Amatista y el mundo onírico, el mundo de los sueños, colaborando en la eliminación de las pesadillas y los sueños intranquilos.

Si quieres atraer dulces sueños y alejar las pesadillas de tu vida, toma una amatista y vuelca en ella esencia de romera. Mientras lo haces di:

YO SOY quien decreta esta amatista para que limpie de mi todo sueño perturbador, pesadilla, bloqueo e intranquilidad y me de la paz nocturna, Amén, Amén, Amén.

Reza entonces el Salmo 23 siete veces sobre la Amatista pidiéndole al Creador, exaltado sea, que te bendiga en tu descanso y vela la amatista durante 7 días con velas blancas y violetas repitiendo este pequeño ritual cada día.

Tras ese período, coloca la amatista debajo de tu almohada o en la mesita de noche.

Dulces sueños.

Aprende más sobre los sueños

Síguenos en las redes sociales

Artículos sobre sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *